Spacer
|

Lanzas Térmicas

¡Nuestras Lanzas térmicas cortan sin problema: acero de blindaje, vidrio blindado, cemento, granito y por supuesto todos los demás materiales!

Lanzas térmicas se activan con oxigeno bajo presión de 0,5 hasta un máximo de 5,5 bar y generan en la punta de la lanza la increíble temperatura de más de 5530 ̊ C.

A modo de comparación: La temperatura en la superficie del sol asciende a unos 5500 ̊ C. A esas temperaturas tan altas se derriten o se cortan en cuestión de segundos todos los materiales conocidos. El uso de nuestras lanzas térmicas resulta muy sencillo: La varilla de combustión especial, que está incorporada en el mango se enciende igual que una cerilla, con una placa de roce. El encendido tiene dos opciones: usando una batería de 12 Voltios, o con un cebador especial desarrollado para uso militar, cuya utilización permite renunciar por completo a la batería. Después de la ignición de la varilla de combustión térmica, presionando la válvula de descarga incorporada en el mango, se regula según las necesidades, el suministro de oxígeno en la punta de la lanza. Ahora se dirige la punta de la lanza a la pieza de trabajo, la cual se quiere cortar. Con la varilla térmica especial se corta como si fuese un cuchillo caliente cortando mantequilla, a través de cualquier material conocido; tanto acero de blindaje, cemento, vidrio blindado y todos los materiales existentes en nuestra tierra.

Las lanzas ya están siendo utilizadas por las fuerzas especiales, para tareas específicas, tanto dentro como fuera de nuestro país. La NASA corta con las lanzas térmicas hasta las placas de protección de calor de sus cohetes espaciales.


Para las empresas artesanales que trabajan con métodos tradicionales, el uso de lanzas térmicas puede ser un ahorro significativo de tiempo y de costes operativos, ya que las lanzas térmicas se usan con oxígeno y no con combustibles gaseosos caros. Para la apertura de cajas fuertes y de trabajos de cortes específicos nuestras lanzas térmicas son la 1ª opción.

 

 

Top